top of page

LA IMPORTANCIA DEL CLIMA LABORAL.


Hoy en día es más común llegar a un trabajo y sentir esa sensación de incertidumbre sobre un lugar o ambiente difícil, llegamos con la pregunta ¿Qué pasará?¿Y si no les agrado? Me imagino que te está pasando por la mente esta situación, ¡Seguro te sientes identificado!.


Pero, ¿qué es el clima laboral?


Es la suma de las percepciones que los trabajadores tienen sobre el medio humano y físico donde se desarrolla la actividad cotidiana de la organización. El clima laboral es un factor circunstancial en la vida de una organización, en este sentido el clima se asienta sobre la cultura organizacional; un factor más permanente derivado de la historia, los valores y tradición de la organización.


ETHICS GLOBAL nos menciona que el clima laboral dentro de una empresa es el factor esencial para elegir si existirá una corporación con éxito o corre peligro de fractura.


Un clima laboral negativo presenta consecuencias como:

  • Baja productividad

  • Ausentismo e impuntualidad

  • Falta de motivación laboral

  • Alta rotación de personal

  • Incumplimiento de objetivos o metas.

Un clima laboral positivo por el contrario tiene:

  • Satisfacción

  • Adaptación

  • Sentimiento de pertenencia

  • Actitud positiva

  • Baja rotación. Ya que es producto de las relaciones y comportamiento de los trabajadores.



5 Tips para tener un buen clima laboral y tener un impacto positivo dentro de la empresa.

1. Pon en práctica el liderazgo ético: El liderazgo ético es esencial para prevenir el desarrollo de estrés laboral. Este permite preservar un buen ambiente que permita el cumplimiento de los objetivos propuestos por el equipo en conjunto.

2. Define cargas adecuadas de trabajo: ¿Tu staff tiene demasiadas labores para sus capacidades o quizá muy pocas con relación a lo que pueden desarrollar? Una carga de actividades adecuada permite el correcto desarrollo de las labores individuales y de la motivación para llevarlas a cabo.


3. Promueve la buena comunicación: El trabajo en equipo se diferencia del trabajo solitario, donde el primero cuenta con una mayor mano de obra y más capacidad para generar ideas. Por otro lado, las labores en solitario permiten al empleado trabajar de forma más organizada, pero sacrificando la colaboración.

4. Define bien los roles de trabajo: Todos los miembros del equipo deben estar orientados en los roles para lo que se les ha contratado y que según sus competencias ejerzan una función organizada y coordinada. Con roles bien definidos, todos podrán saber a quién dirigirse en caso de requerir asistencia y sabrán quién es el más adecuado para una labor específica.


5. Fomenta el crecimiento y la motivación: Un trabajador desmotivado puede provocar un equipo desmotivado, por ello al retomar ideas anteriores, una correcta distribución de las cargas laborales y llevar los roles adecuados, tendrás la oportunidad de formar un equipo enfocado y motivado. (AMITAI)



Y tú ¿Qué has hecho para mantener una relación laboral positiva en tu empresa?








Escrito por

GRUPO NACH





14 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Yorumlar


bottom of page